Próximas carreras (o al menos, intenciones)

15/07/17 - Acuatlón Noja - Acuatlón - Noja - Cantabria-0 Km
09/07/17 - Triatlon Somo - Triatlón - Somo - Cantabria-0 Km

Medio maratón de Donostia, mi 20º Medio maratón

Una vez que se ha cumplido el objetivo, quieras que no, la cabeza se relaja. Creo que, entre otras cosas, eso es lo que me pasó el domingo en la Media Maratón de Donostia.

Yo que había pensado en un fin de semana de turisteo por tierras Donostiarras, con algún baño en la playa, paseos, pintxos, etc y al final se quedó todo en una breve estancia de menos de 20 horas. Lluvia, y más lluvia mezclada con viento. Así ha sido el fin de semana.

Llegamos el sábado por la tarde, después de haber visto parte del 2º Triatlón de Bilbao. Aparcamos el coche y fuimos a dejar la maleta y la mochila a la pensión (por cierto, Pensión Kaia… ni os acerquéis por allí), y luego bajamos a la calle para tomar algo y estar con unos amigos de Bilbao. Sí, de Bilbao, que tiene narices que viviendo todos en Bilbao, tengamos que quedar en Donostia. Él, Iñigo, también corría al día siguiente su primera Media maratón. Al final nos liamos y acabamos llegando a dormir bastante tarde, y porque estábamos con los niños que si no…
La noche fue de las de olvidar. La cama incómoda, la pensión limpia pero vieja, y lo peor, los de la habitación de al lado. Ruidos, discusiones, etc. Total, que no dormí casi nada en toda la noche.

Y además, seguía lloviendo.

Me levanté con tiempo, me vestí de faena y me fui a la calle. Mientras llegaba a la zona de salida, me comí un plátano. Además, me tomé un café y un croissant. Ese sería, otro error.

Y también fue un error no pasar por el baño antes de salir a la calle.

Calenté con Iñigo un rato y después de desearnos suerte nos fuimos cada uno a su zona de salida. Yo me puse justo al final del tramo de los de sub 1:20, es decir, al principio de los de sub 1:30 y estaba bastante lejos de la salida. Con algo de retraso, poco, dieron la salida. No entiendo para qué ponen “cajones” si luego cada uno se coloca donde le sale de los co…nes.

Que estrés durante los primeros 700-800 metros hasta que adelantas a las cuadrillas que van de charleta, a los debutantes que se ponen adelante del todo, a los que sólo quieren acabar… zigzagueando todo el rato. Y encima también había que ir esquivando los charcos. De todas formas, hago el primer kilometro en 4:11. Por la zona del Paseo de la Concha, antes de llegar al túnel, nos pega algo de viento.

Debido al tiempo, no hay mucha animación en todo éste tramo. Además, entre el dormir poco, el croissant del desayuno, etc, noto que no voy nada cómodo. No son ni por asomo, las mismas sensaciones que en Vitoria. Consigo a duras penas hacer durante los 7 primeros kms un ritmo de 4:07, pero más o menos por la zona del María Cristina, que es donde están Alba y Patricia viendo la carrera, decido dedicarme a acabar la carrera sin más. Intentar una MMP en esas condiciones de tiempo y con las sensaciones que llegaba, hubiese sido una tontería. Así que bajo considerablemente el ritmo y empiezo a rodar en torno a 4:20 (alguno por encima y alguno por debajo), hasta el km 12 que con el viento y una gran tromba de agua lo hago en 4:34. Sólo quiero llegar a meta, ducharme y marcharme a casa.

Al final sin mucha más historia, acabo en 1:32:51.

Me hubiera gustado por lo menos volver a hacer un sub 1:30, pero no era el día para sufrir en balde.

Y aún así, el lunes estuve con los cuádriceps muy tocados.

Pero no me quejo. Ésta ha sido la mejor preparación que he hecho nunca para una carrera. Ha sido la vez que más kms he hecho en las 12 semanas previas a la carrera, llegando a 647 kms, más incluso que cuando he preparado maratones. Además, me han respetado las lesiones y no he tenido ninguna molestia. Los ritmos me han salido bastante fácil y sobre todo, he disfrutado entrenando.

Igual, aprovechando la forma, intento acercarme a Torrelavega el próximo 10 de junio para un 10kms e intentar bajar mi marca. A ver cómo entreno estas semanas.


Vitoria, Medio Maratón Martín Fiz 2012


Es difícil que las carreras salgan como esperamos. Influyen muchas cosas: el tiempo, el entrenamiento, las lesiones, el sueño, etc.

Cuando crees que vas muy bien preparado, puede surgir cualquier pequeño detalle que hace que todos los planes se vayan por la borda.

Ayer no fue el caso.

Había quedado con Free a las 6:50 de la mañana. Muy pronto. Durante la noche no había dormido demasiado, y estaba despierto bastante antes de que llegara la hora de levantarse. Así que antes de que sonara el despertador, ya estaba desayunando.

Antes de la hora prevista, tanto Free como yo, estábamos sentados ya en el coche, así que llegamos también pronto a recoger a Toño. Tanto Free como Toño iban a correr el maratón, así que sus nervios eran mayores que los míos. En realidad, yo no estaba nada nervioso, porque la carrera de ayer, no era realmente el objetivo que me había marcado. El objetivo es el Medio Maratón de Donostia el día 20 de mayo.

Llegamos a Vitoria con tiempo de sobra para buscar aparcamiento cerca de la zona de salida y llegada. Enseguida encontramos y nos vamos a por los dorsales. Allí nos encontramos con Mikelon que estaba deseando ya ponerse a calentar.

Los que no querían calentar mucho eran Free y Toño. Yo sí. Una vez cambiados y preparados, troté durante unos 10 minutos, haciendo alguna que otra recta fuerte.

Durante el calentamiento, saludé a Josean, que había ido a acompañar durante unos kilómetros a Tortxu en su intento de hacer 2:55. Marca a la que también se quería acercar Toño. Así que el ritmo de su maratón podía ser el mismo que el de mi Medio, alrededor de 4:10. Por eso, cuando nos pusimos en línea de salida, nos pusimos los tres juntos.

Mi intención era salir fuerte hasta donde llegara, intentando, si se daban las circunstancias oportunas, hacer MMP, y si no se daban, guardar la bala para dentro de 15 días. Por eso, yo salía sin demasiada presión.

Un par de minutos antes de las 9 dan la salida. Casi nos pilla por sorpresa.

Hay bastante gente, pero creo que nos colocamos bastante bien. No recuerdo tener que esquivar a casi nadie.

Enseguida nos ponemos a rodar rápido, haciendo el primer km en 4:08 (los kilómetros los mido siempre con mi fore. Además, me pareció que algunos kms no estaban bien marcados). En un momento, Toño me hace un gesto que yo interpreto que es que vaya para adelante, aunque lo que me quería decir es que en frente nuestro estaba Ricardo Abad. De todas formas, decido irme para arriba y les dejo. Me imaginaba que al final, acabarían volviéndome a coger.

Poco a poco, voy adelantando a gente, buscando grupos donde me pudiera encontrar cómodo, pero de momento, no lo consigo. Aún hay mucha gente, ya que a parte del Maratón y del Medio maratón, había también una carrera de 10 kms. Eso hace que en los grupos, haya gente de las tres carreras. Pero claro, los de 10 kms apretaban un poco el ritmo.

Paso el primer 5000 en 20:34, que viene a ser un ritmo de 4:07 el km. Voy bien, bastante fresco y creo que puedo seguir el ritmo.

Durante unos tres kms, nos juntamos tres corredores del Medio Maratón. Vamos turnándonos para tirar un poco. En un momento, cerca pero antes del kilómetro diez, uno de los del grupo le dice al otro que a ver a qué ritmo quería hacer el resto de la carrera. Le contestó que a 4’. Demasiado rápido para mí. Así que me dejo caer un poco del grupo. Hemos hecho el km 9 y el 10 en 3:56 y 3:59. En ese momento pienso que la he fastidiado. El segundo 5000 lo hago en 20:16, a una media de 4:03. A partir de aquí, se nota el bajón de corredores, ya que muchos, iban a correr sólo los 10kms.

Aproximadamente sobre el kilómetro 10

Una vez que dejo marchar a los dos que iban en el grupo, hago casi todo el resto de la carrera sólo. De momento no me importa mucho, porque vuelvo a poner mi ritmo crucero un poco por debajo de 4:10.

Los kilómetros van cayendo y vamos pasando por terreno conocido, ya que esta parte de la carrera es también por donde pasa el Medio Maratón de diciembre. El tercer 5000 lo hago en 20:29. Cada vez tengo más claro que la MMP es segura, ya que a falta de 6 kilómetros tengo un buen colchón de tiempo. Ahora la duda es, hasta dónde voy a poder aguantar el ritmo por debajo de 4:10.

La respuesta llega pronto. El km 16 es en ligera subida, y lo hago en 4:11. A partir de aquí, hay dos kilómetros que se me hacen bastante duros. Tienden también hacia arriba y además, no hay nada de animación. Tanto el 17 como el 18, son los más lentos de toda la carrera, haciéndolos en 4:18.

Sin embargo, una vez pasado el km 18, psicológicamente me vengo arriba, y pienso que ya sólo faltan 3 kilómetros. Además, el terreno ya es más favorable. Echo de menos de todas formas, estar en un grupo en el que te puedes ir animando unos con otros.
Dorsal 1287 y dorsal 1256. Los que formaríamos el grupo de 3
Después del pequeño bajón de los kms 17-18 (aunque a mí en plena carrera, me pareció un bajonazo), recupero un poco y hago el 19 y el 20 en 4:14 y 4:13. Este cuarto 5000 lo hago en 21:14. Bastante más lento de lo esperado.

El último kilómetro es ya, de nuevo, por las calles del centro de Vitoria. Se oye la animación de meta, así que no queda otra que apretar los dientes y correr. De repente, giramos en una esquina y me encuentro con una recta y al final, un arco de llegada. Empiezo a oír a patinadores que venían por detrás, y empiezan a pasarme como auténticas balas.

Penúltima recta, rodeado de patinadores
Cuando faltan apenas unos 100 metros para ese arco de meta, me doy cuenta de que es la meta de los patinadores, y que los corredores, aún debemos hacer un giro de 90º a la izquierda. Yo iba por el medio de la calle, así que empiezo a mirar hacia mi izquierda para asegurarme de que al hacer el giro, no venga por ese lado ningún patinador y me lleve por delante. Veo que viene uno, pero yo tengo que girar, a estas alturas no me voy a parar, así que sin pensármelo dos veces giro y veo la meta.



Veo que el reloj marca 1:26:5ymucho. Me quedan unos 60 metros, y me pongo a esprintar. Sé que no voy a llegar para hacer sub 1:27, pero intento que sea por muy poco. Al final, según mi fore, acabo en 1:27:05 (1:27:07 tiempo oficial). Y flipo.


Mi intención era, cuando empecé el plan, hacer un sub 1:28 en Donostia, pero no me imaginaba que 15 días antes del objetivo iba a conseguir esta marca.

Voy hacia meta y en el camino me encuentro con Mikelon, que ha hecho una gran carrera también, acabando en un impresionante 1:18.

Durante un rato, charlo con él mientras tomamos algo de líquido. Como no me quiero quedar frío, cojo la mochila del guardarropa y me voy a Mendizorroza para ducharme y cambiarme. Tengo mucho tiempo aún, antes de que lleguen Free y Toño.

Tras una larga caminata de ida, y otra de vuelta, llego a tiempo para ir viendo la llegada de los primeros maratonianos. Y veo también a Toño, que consigue holgadamente bajar de las 3 horas, 2:56, y a Free que baja también holgado de las 3:30, haciendo 3:28.

Y ahora, es cuando me empiezan a surgir las dudas. ¿Debería dar el plan por finalizado o debería seguir entrenando fuerte estas dos semanas que quedan para Donostia, e intentar limar esos segundos para sub 1:27?

Realmente, no son dudas. Seguiré entrenando y, llegado el día, decidiré si salir fuerte o salir a disfrutar.

Quedan dos semanas.

II Medio Maratón Futinguero Euskotxokero Josean de Baraka

Con esta semana rara, parece que hace ya un montón de tiempo que ha sido el 2º Medio Maratón Futinguero Euskotxokero “Josean de Baraka” , y sin embargo, solo hace 4 días.

Ha habido bajas con respecto al año pasado, ha habido altas también. Y bastantes, hemos repetido. En número, hemos sido menos, pero lo hemos pasado genial igualmente.

En el Polideportivo de Deusto, nos encontramos ya unos cuantos que hemos decidido cambiarnos allí.

Paseando, nos acercamos a la Araña del Guggenheim, que este año ha sido el punto de encuentro, ya que ahí habíamos designado la salida y la llegada de la “carrera”.

Poco a poco, va llegando la gente. Muchos conocidos, otros no, pero a partir de ahora lo serán. Incluso ha venido gente de Llodio que no quiere pasar por el aro de las carreras de BHM.

El ambiente ha sido inigualable. Cada uno ha corrido como ha querido, unos 21 kms rápidos, otros lento, otros menos kms, alguno ha hecho muuuuchos más kilómetros porque no paraba de ir de adelante a atrás, de un lado a otro, saltando de grupo en grupo para sacar fotos y hacer unos cuantos videos. Gracias Itxu.

Incluso han bajado Alba y Patricia para correr un rato y participar de la fiesta.

Al final, con cada llegada a la Araña, cuando cada uno ha dado por finalizada su “carrera”, todos y cada uno hemos recibido un aplauso como premio.

Espero que el año que viene volvamos a juntarnos. Será buena señal.

Gracias a todos por venir.