victormlinares.blogspot.com.es/

victormlinares.blogspot.com.es/
victormlinares.blogspot.com.es/

Próximas carreras (o al menos, intenciones)

Cross Popular Triano y más

En estas dos semanas que han pasado desde la entrada anterior, ha habido un poco de todo.

Semana del 7 al 13 de noviembre
La semana del 7 de noviembre, fue casi una semana "ejemplo" de lo que me gustaría ir haciendo cada semana.

Conseguí ir 4 días a nadar, los dos de spinning fueron entrenamientos durillos. Quizá lo que me faltó fue un par de días más de correr, ya que sólo fui el viernes y el domingo. El viernes hice un entrenamiento bastante bueno, con 12 kms de los que 8 fueron a ritmos de 4:17 de media. Y lo que es mejor, el talón no dio ninguna muestra de que estuviera mal.

El domingo, volví a salir aunque esta vez a ritmos más lentos, haciendo algo más de 13 kms a 4:37. Sin embargo, a pesar de haber ido mucho más cómodo de ritmo que el viernes, el lunes cuando me levanté, no podía casi apoyar el pie derecho. Las molestias del talón había subido en intensidad.

Semana del 14 al 20 de noviembre
A pesar de eso, el lunes a la tarde decidí volver a salir a correr, con la intención de hacer unas vueltas a mi circuito de cuestas del parque, pero en cuanto llegó la primera cuesta abajo, vi que no iba a poder seguir mucho tiempo. No solo me dolía al pisar con el pie derecho, sino que el izquierdo empezó a protestar.
Al subir, no había molestias, puesto que apenas se pisa con el talón cuando la pendiente es pronunciada, pero al bajar, cuando la pisada pasa a ser prácticamente entera de talón, veía las estrellas con cada zancada. 3 km y a la ducha.
Y la decisión (por fin), de dejar de correr una temporada y de acudir al médico a ver que soluciones hay.

Para compensar el no poder ir a correr, el martes y el jueves hice en las clases de Spinning, un (como dicen en el foro) "que se jodan las piernas", y de la resistencia y revoluciones que decía el monitor yo lo subía bastante más. Así hice dos clases bastante duras, con medias de vatios (incluyendo los calentamientos), cercanas a los 200 vatios.

En la piscina, también he metido bastante caña, haciendo el viernes un entrenamiento bastante duro, de 2500 metros haciendo más de 1000 con las manoplas. 500 fuertes y luego 500 alternando un largo fuerte con un largo suave. En los 500 fuertes conseguí por fin bajar de la barrera de los 8 minutos (7:35)

El jueves acudí al médico de cabecera, que además es corredor habitual y nos conocemos bastante. En cuanto le comenté lo que me pasaba, me dijo que lo más probable es que fuese un Espolón calcáneo, y me mandó hacer unas radiografías para confirmar o descartar el diagnóstico. Una semana de espera para hacer las radiografías.

También he desempolvado la bici de monte. El sábado, aprovechando que un amigo se ha comprado una bici, salimos a dar estrenarla con un pequeño paseo por el bidegorri hasta Portugalete. Poco más de 19 km, pero bueno, suficiente para ver que aún sé andar y que no necesito ruedines. Iremos subiendo la distancia poco a poco.

Esperaremos al miércoles a ver que dicen las radiografías.




Y lo mejor de todos estos días, ha sido mi debut en Cross. Fue en el primer Cross Popular de Triano, organizado por el C.A. Sendoa aprovechando que ya tienen toda la infraestructura montada puesto que son ellos quienes organizan el primer cross escolar de cada temporada.
Ya se que no debería haberlo corrido por lo de mi talón, pero a parte de que me había apuntado antes de tomar la decisión de dejar de correr una temporada, pensé que siendo un cross, con posiblemente barro y si no hierba, el terreno haría de amortiguación. Y la verdad es que no me molestó en absoluto.
Eran aproximadamente 5 kilómetros distribuidos en una vuelta pequeña y 5 grandes. No éramos muchos  atletas, así que se podía correr bien, con mucho espacio.
La salida fue una salvajada. Creo que yo iba a 3:40 y estaba de los últimos. Poco a poco cogí mi ritmo y fui pasando a bastantes a lo largo de las vueltas. Me lo pasé genial y aún siendo corto, acabé bastante cansado. El tiempo final fue de 20:44, para los 5 kms aproximadamente. No se si fueron más metros o menos, puesto que el Fénix se me quedó sin batería.









Media Maratón Nocturna 2016 y más

Antes de nada, y ya que los de Runnea ha elegido mi Blog como uno de los finalistas de su 2º Concurso de Blogs Deportivos, y aprovechándome un poco de que os pasáis por aquí, os pido que si tenéis un poco de tiempo, clickéis en este enlace (http://www.runnea.com/concursos/blogs-skechers-2016/victormlinares/) y votéis por mí. 
¡¡Os lo agradezco!!



Y ahora, después de pedir vuestro voto, vamos con la entrada:

----

Y es que no me centro.

Había planificado perfectamente todo para estar en Vitoria con las garantías suficientes para, al menos, hacer una buena carrera. Pero siempre acabo cambiando de idea. O desconcentrándome de la idea principal. Y esta vez no es como en marzo, que el esguince del tobillo me obligó a estar parado dos meses enteros.
Realmente, el objetivo que me había marcado para Vitoria era demasiado exigente. Llevo dos años sin mucha continuidad y con bastantes menos kilómetros que otros años. En 2015, fueron 1500 kilómetros, y éste, apenas sí paso de los 1000. Y así, podría intentar hacer los entrenamientos para la Media, pero lo más fácil (como me comentó Liza por Facebook) es que acabara de nuevo lesionado.

Por eso, he preferido ir poco a poco. Primero metiendo kilómetros a ritmos medios, con quizá, algún cambio de ritmo o algún tipo de fartlek o series, pero sin demasiada velocidad aún. Volver a hacer base.
Veremos.

De momento, sigo entrenando por las mañanas en la piscina, acumulando metros y metros y cada vez pudiendo hacer medias mejores. Y lo mismo en spinning donde, salvo un día que me lo tomé un poco como descanso después de la Media Maratón Nocturna de Bilbao (de la que hablaré enseguida), he estado haciendo buenas medias de wattios.

Sigo teniendo la molestia en el talón. A veces más, a veces menos. A veces pienso que debería descansar completamente de correr y otras, pienso que debería seguir como hasta ahora, haciéndome los masajes y "jugando" con la pelota de tenis. De momento seguiré como hasta ahora.

Desde la última entrada, han sido muchos y variados los entrenamientos que he hecho. Aquí un pequeño resumen.


Y de la Media Nocturna, bueno, pues en principio decir que me pareció notar menos fallos que otros años, aunque también es cierto que tuve la suerte de poder utilizar la carpa V.I.P. de patrocinadores, donde no había colas, y sí avituallamiento pre y post carrera, guardarropa, vestuario (aunque sin luz), masajes, etc. 
De los cajones, aunque estaban bien delimitados, era muy fácil colarte en el que quisieras. Yo salí en el cajón 4 puesto que me dejaron el dorsal, y me puse en primera fila donde vi que muchas personas de las que estaban en mi mismo cajón, pasaron tranquilamente por debajo de la cinta al cajón siguiente. Yo, por ritmo, lo podía (y quizás lo debía) haber hecho, pero prefería salir el primero del cajón 4 a salir de los últimos del 3.

Aunque menos que otros años, el Txoko vuelve a dejarse ver en la Nocturna
Como siempre, y hasta que no cambien la zona de salida, hubo tapones. A pesar de que dejaron un minuto de tiempo entre la salida de cada cajón, apenas había unos 200 metros de separación real, por lo que a pesar de que yo salí casi a sprint, enseguida me topé con la cola del cajón 3, por lo que tuve que hacer slalom cuando podía pasar a gente, y aguantarme las ganas cuando no podía hacerlo.

Yo me tomé la carrera como tirada larga, más para acumular kilómetros a buen ritmo que como una carrera en sí, por lo que la presión era relativa. Y aún así, fui adelantando a gente toda la carrera, para acabar en 1:33:59, que no esta mal.

Lo mejor de la carrera, para los que corremos la media y la pirata, sin duda alguna es la animación, y más cuando cuentas con un grupo particular de fans, que no paran de animarte cuando te ven!!



Pasados unos días después de la carrera, salió en los medios de comunicación la noticia (http://www.elcorreo.com/bizkaia/deportes/mas-deportes/201611/01/marcas-atletas-maraton-nocturno-20161101004022.html)de que por un error, y a pesar de que la carrera estaba homologada, las marcas no podían hacerse oficiales, puesto que en uno de los giros de 180 grados (justo al lado del Puente Euskalduna), el cono lo pusieron unos metros antes de lo que debería haber estado.

Conclusión: Nueva chapuza de la organización. Nada nuevo.

En fin, que Bilbao se merece una carrera en condiciones, y esta podría serlo pero no acaban de pulirla. Una pena.

Voy a ver si le doy un para de vueltas a la cabeza y me centro un poco con carreras y objetivos, aunque allí....a lo lejos....empieza a asomarse una idea..